• Misión - Visión

    Misión - Visión

  • 1

Misión

Nuestro centro educativo es una obra eclesial de educación cristiana que desarrolla la misión de los Hermanos del Sagrado Corazón, iniciada de forma carismática y profética por el Padre Andrés Coindre: “Instruir a la juventud e iniciarla en el conocimiento y en el amor de Dios”. Nuestra identidad está basada en el proyecto evangélico de Jesús, como propuesta alternativa y significativa para una sociedad más justa, más humana y liberadora. Una lectura de la realidad y de la persona, inspirada en el humanismo cristiano y en una visión integral y trascendente de la persona, nos lleva a ejercer la educación desde una pedagogía de la confianza y una espiritualidad de la compasión, consideradas todas las dimensiones de nuestros estudiantes: la más personal y emocional; la social y de relación; y la más espiritual y trascendente. La pedagogía de la confianza se sustenta en la convicción de la bondad que encierra el corazón humano y en la capacidad de éste para abrirse a dar y recibir amor. Nuestra acción nace de la confianza y la tiene siempre como criterio de discernimiento, incluso cuando debemos poner límites y proponer cambios personales y grupales. Concretamos esta orientación pedagógica cuando somos capaces de mirar a cada niño o joven en forma integral, cuando nos sentimos solidarios de cada uno en sus dificultades y somos capaces de brindarles acogida incondicional y acompañamiento. El fin de este proceso pedagógico es que el propio estudiante, que confía en sus capacidades, que confía en quienes le rodean y en el amor de Dios mismo, llegue a asumir su vida, sea capaz de descubrir su vocación a nivel humano y profesional y dar los pasos necesarios para concretarla. Esta vocación es un llamado de Dios a construir el camino de la propia felicidad y expresar el don personal puesto al servicio de los demás y del mundo entero.

Visión

La educación nos parece un medio poderoso para la formación y la transformación de las personas y de la sociedad. Soñamos con un colegio abierto en tiempos, espacios y personas. Buscamos la transformación del colegio en un espacio humanizador, personalizador e integrador de todas las vidas que acoge. Nuestro compromiso es hacer de la escuela hogar y taller, acogida y encuentro, compromiso y trabajo. Por eso, el Colegio Corazonista se reconocerá por ser una comunidad educativa católica por excelencia, que vivencia los valores cristianos Católicos en la formación de seres humanos solidarios, gracias a la pedagogía de la confianza, la cual logra una comunicación respetuosa y efectiva posibilitando la idoneidad, la reflexión y la crítica, por medio de la autonomía moral e intelectual, que se requiere para asumir la responsabilidad social y ecológica de un mundo globalizado y cambiante, siempre desde el encuentro del mensaje humanizador de Jesús de Nazaret.